Quizás te estás planteando si debes humedecer el pienso de tu cachorro. Observas que le resulta difícil masticar su nuevo pienso para cachorros, quizás le duele morder algo tan duro mientras le salen sus dientes pero ¿Lo puedo mojar? ¿Cómo le añado el agua?

¿Puedo mojar el pienso de cachorro o de perro adulto?

Sí, claro que sí. Aunque no deberías hacerlo si no es necesario para tu mascota. Solamente hazlo si quieres prevenir o mejorar alguna enfermedad o si tu perro es un cachorro y le están creciendo los dientes todavía.

Ten en cuenta que el pienso en seco ofrece muchas ventajas para la salud de tu mascota. A continuación te diremos qué ventajas tienen el pienso mojado y el pienso seco para que sepas cuándo has de humedecérselo a tu mascota.

Ventajas del pienso húmedo

·       Mejor palatabilidad: El agua acentúa el olor del pienso y lo hace más blandito, por lo que resultará más apetitoso para tu perro y será más fácil de masticar.

·       Fácil de digerir: El pienso húmedo es más fácil de digerir. Es ideal para perros con enfermedades del aparato digestivo.

·       Mayor hidratación: Si tu perro no quiere beber agua, es una forma de ayudar a que su organismo se mantenga hidratado. Algunos perros ante una enfermedad o después de una operación no quieren beber ni comer.

Ventajas del pienso seco

·       Mejor conservación y practicidad: Si queremos humedecer el pienso de nuestro perro, debemos de hacerlo justo cuando queramos que coma y no podemos dejarlo en su bol demasiado tiempo o atraerá moho y bichos. El pienso seco se conserva durante mucho más tiempo.

·       Previene la periodontitis: Si das pienso seco a tu perro evitarás que se le caigan los dientes a una edad temprana. La masticación del pienso seco elimina la placa bacteriana, lo cual retrasa la aparición del sarro, y además, refuerza el ligamento periodontal.

·       Mayor saciedad: El pienso seco contribuye a la pérdida de peso para los perros más glotones, ya que tiene que invertir más tiempo en masticar que en tragar. El perro tendrá una mayor sensación de saciedad y por tanto ingerirá un número menor de calorías. Si tu perro sufre de sobrepeso dale un pienso seco adecuado para él.

¿Cómo humedecer el pienso?

Ya sea cachorro o adulto, existen una serie de consejos que debes seguir si necesitas humedecer el pienso de tu perro. Si no los sigues puedes dañar la salud de tu mascota o no les gustará. Son los siguientes:

·       No prescindas del bol de agua: Aunque le mojes el pienso, eso no significa que le aporte toda la hidratación que necesita. Por eso, no olvides ofrecerle un bol de agua fresca todos los días.

·       La textura correcta: No le eches demasiada agua al pienso. Lo mejor es preparar una pasta tirando a espesa que a tu perro le guste.

·       Añádele agua templada o a temperatura ambiente: De esa forma, el pienso se emblandecerá antes y será más agradable para tu mascota.

Otros líquidos que puedes añadir al pienso según la edad

Aunque el agua es una buena opción y la más económica, puedes añadirle otro líquido si quieres conseguir un extra de nutrición. Pero cuidado, debes de tener en cuenta la edad y las necesidades de tu perro.

·       Leche de fórmula – sólo para cachorros: Es el líquido ideal para añadir a su primer pienso. De esa forma, aceptará mucho mejor su nuevo pienso después del destete. La leche de fórmula para cachorros la podrás comprar en cualquier tienda de animales o en su clínica veterinaria. Deberás añadírsela caliente.

·       Caldo – sólo para adultos: Para aumentar la nutrición de la mezcla, puedes añadirle al pienso caldo en vez de agua. Puede ser caldo de carne, de pollo o de alguna verdura que sea beneficiosa para los perros.