Pintar una caseta de perro es todo un reto, y de los divertidos. Si eres una persona original y creativa seguro que harás que la caseta de tu perro no sólo sea cómoda y esté bien aislada del frío o del calor, sino que además le darás un aspecto coqueto que resultará agradable a la vista.

Para que la caseta de madera de tu perro quede bonita, deberás pintarla con los colores adecuados según el clima y el lugar donde esté ubicada. También deberás tener en cuenta que no puedes escoger cualquier tipo de pintura, ya que la seguridad y la comodidad de tu mascota es lo primero en lo que debes pensar.

Por todo ello, te vamos a dar unos consejos que debes de seguir a la hora de pintar una caseta de perros.

¿Qué tipo de pintura escojo?

Tienes que tener en cuenta tu perro puede morder la caseta, sobretodo si es un perro inquieto y juguetón, así que el tipo de pintura no debe ser tóxico para él. Te recomendamos usar pintura acrílica o de látex.

Pintar el interior de la caseta no es obligatorio, aunque te podrá resultar útil para el higiene y la durabilidad de la caseta.

Recuerda que no debes usar barniz a la hora de proteger la pintura y la madera de la caseta. Una alternativa idónea para tu mascota es el aceite de linaza.

¿De qué colores puedo pintar una caseta de perro?

Debes saber que el asunto del color no es meramente estético. Verás, seguro que ya sabes que los colores oscuros retienen el calor, mientras que los claros mantienen la frescura, ¿verdad? ¡Pues ya está!

Si el clima del lugar donde vives es frío escoge colores oscuros, y si es cálido escoge colores claros.

¿Cómo pinto la caseta para mi perro?

¡No cojas la brocha antes de tiempo! Acuérdate de que tienes que preparar la madera antes. ¿Cómo? Éstos son los pasos:

  1. Lija la caseta: Esto ayudará a que la pintura dure más tiempo y a que quede de manera más regular.
  2. Limpia la madera con un trapo: Debes de quitar el polvo y las posibles astillas que se han quedado tras la lija.
  3. ¡Ahora sí! Píntala y deja que la pintura seque.
  4. Dale una segunda mano de pintura y vuelve a dejar que se seque.
  5. Aplica el aceite de linaza con una brocha.
  6. Decórala usando algunas de nuestras ideas que exponemos a continuación
  7. ¡Listo! ¡Perritos dentro!

Ideas para decorar la caseta de perro

  • Puedes añadirle pegatinas a la caseta, por ejemplo, pegatinas de vinilo con huellas de perro o alguna frase bonita.
  • Pintar motivos con plantillas. En las tiendas de bricolaje venden plantillas que te ayudarán a realizar decoraciones con pintura. No hará falta que seas un artista para que la caseta te quede super original.
  • Puedes añadirle un cajón de madera con flores o plantas para que quede más linda, sólo si tu perro no es amante de destrozar macetas.
  • Quedará más personal si pones el nombre de tu mascota en alguna pared de la caseta.
  • Comedero y bebedero incorporado: Esta es una idea muy práctica para que tu perro tenga la comida cerca y la encuentre sin problemas.

Pintar el tejado

Puede que el tejado de tu mascota sea de un material distinto como metal o plástico, pero si es de madera, ten en cuenta que los pasos a seguir son distintos.

Después de lijar y limpiar la madera del tejado deberás darle una capa de imprimación acrílica que sea transparente. Este paso es para mejorar la adherencia de la pintura que le vayas a aplicar y que quede uniforme.