Tener su cachorro supone que llegará el día en el que tengas que cambiar su pienso de cachorro a su nuevo pienso de perro junior. Te preocupará hacer el cambio bien y si eliges el momento y el pienso correcto, ya que la alimentación de tu perro es de las cosas más importantes de las que te tienes que ocupar como dueño.

Por eso, lo mejor es que sigas leyendo y resuelvas todas tus dudas ¿Cuándo es ese día para tu mascota?, ¿Por qué has de cambiárselo?, ¿Es normal que le siente mal? o ¿Por qué no le gusta su nuevo pienso? 

¿Qué día debo cambiar el pienso de cachorro a junior?

Muchos piensan que es muy fácil y que tan solo has de observar cuándo para de crecer, pero no es así para nada. Aunque creas que tu perro ha parado de crecer, en realidad sigue creciendo internamente, lo cual lo hace todo más complicado.

Además, según su tamaño, la etapa del crecimiento acabará antes o después, por lo que sin duda alguna, deberás tener en cuenta este factor. 

Si tu perro es de raza pequeña: Estos perros paran de crecer antes, así que cuando lleguen a sus 6-8 meses les podrás cambiar el pienso sin problemas. Ejemplos de raza pequeña: Yorkshire, chihuahua, carlino, etc...

Si tu perro es de raza mediana: Es un campo muy amplio, así que depende mucho de la raza, pero en general, dejan de crecer al año de vida. Así que, cuando cumplan un año es el momento. Ejemplos de raza mediana: golden retriever, Beagle, buildog francés, poodle, etc...

Si tu perro es de raza grande: Son los que tardan más en completar su crecimiento, por lo que deberás abstenerte de cambiarle el pienso hasta que cumplan sus dos años de edad. Cuando llegue ese momento, no tengas miedo de cambiárselo al pienso junior. Ejemplos de raza grande: Gran danés, mastín español, san bernardo, etc...

¿Por qué has de cambiar de pienso cuando crece? 

No es aconsejable que tu perro adulto siga comiendo pienso de cachorro indefinidamente. La razón es porque los perros cachorro son mucho más enérgicos y por tanto, necesitan un aporte calórico superior.

El pienso de cachorro está compuesto de otros nutrientes y tienen más calorías, así que, si dejas que tu perro siga comiéndolo si es ya un adulto, correrás el riesgo de que sufra de obesidad. Y la obesidad afecta a los órganos principales y a las articulaciones.

¿Cómo cambiárselo?

Si cambias su bol de pienso de cachorro por el de adulto de un día para otro, lo más normal es que le siente mal a su estómago o que lo rechace.

Por eso, te aconsejamos que siempre que le tengas que cambiar de pienso, lo hagas gradualmente, mezclándoselo con su pienso habitual poco a poco, hasta que se acostumbre al nuevo.

¿Por qué a mi perro no le gusta su nuevo pienso?

A lo mejor no es que no le guste, sino que no acaba de acostumbrarse. Para que te hagas una idea, algunos perros solo tardan una semana en aceptar su pienso si se lo proporcionas de forma gradual, pero otros pueden llegar a tardar un mes en acostumbrarse.

Si pasa el mes y no lo acepta, prueba con otro pienso que le pueda gustar más. 

¿Es normal que le siente mal su nuevo pienso? ¿Adelgaza?

Sí. Lo normal es que le produzca diarrea durante unos días y luego desaparezca. Si después de una semana sigue sentándole mal, acude a su veterinario. 

Si ves que tu perro ha adelgazado desde que come pienso de adulto, es completamente normal, ya que, como te hemos mencionado antes, el pienso de adulto tiene menos calorías que el de cachorros.