Existen un buen número de parásitos internos que afectan al perro. La mayoría influyen sobre el aparato digestivo en alguna de sus partes, pero también los hay que afectan al corazón, a las células sanguíneas o al sistema inmunitario.
Los parásitos que afectan al aparato digestivo, se suelen localizar en el intestino, donde se alimentan succionando sangre y nutrientes. Ahí provocan lesiones en los tejidos, pero pueden llegar a producir Anemia por falta de Hierro, una obstrucción intestinal y en el peor de los casos la muerte.

Una de las principales causas de estos posibles parasitos son los pájaros, o animales que puedan con sus cacas o pipís transmitirlos, por este motivo en cachorros NO vacunados o cachorros en proceso de vacunación, siempre es muy recomendable que no toquen el suelo, hasta que por lo menos lleven las 3 vacunas correspondientes, una vez ya vacunados, podemos estar un poco más tranquilos pero siempre se debe controlar durante los siguientes meses, que los cachorros cuando paseen no coman ni huelan cacas o pipís de otros posibles animales.

La infestación de dichos parásitos en nuestros cachorros se pueden manifestar en las cacas, éstas se vuelven verdosas y la mayoría de veces con mucosidad, también pueden llegar ha hacer las cacas con un poco de sangre, diarreas o vómitos constantes.

La mejor forma de luchar contra estos parásitos es hablar con el criador o veterinario, para que nos recomiende rápidamente el medicamento que podemos darles, y por peso en cada cachorro la cantidad a dar diaria. La cantidad de días para el tratamiento, tendrán que consultarlo según raza/peso del cachorro. 
Unos de los más utilizados por los criadores es flagil y septrin (la combinación de estos dos medicamentos son muy recomendados por criadores muy fiables en el mundo del perro).
Atención: Antes de administrar cualquier medicamento siempre se debe consultar antes con criador o veterinario, Nunca suministrar sin antes haberlo consultado.

Aunque en general las enfermedades por carencia se consideran como efecto de una falta de nutrientes en la dieta, la anemia por carencia de hierro no es rara en perros cuyas dietas contienen bajas cantidades de hierro cercanas a las cifras recomendadas.
 
El hígado es importante que esté siempre presente en el pienso de los perros, pues es uno de los alimentos con más protección contra la Anemia en Perros. La Carne roja tanto de cordero como de ternera está entre las carnes con más hierro (3mg por cada 100gr de carne). La carne de pato (2,5mg por cada 100gr). La carne de Pollo, pavo y conejo entre 1 y 1,5mg por cada 100gr de carne.
Una ración de carne, contiene un 15% de IDR en hierro, es una de las fuentes más accesibles. Para maximizar la absorción de hierro, la alimentación que les demos a nuestros perros debe tener legumbres y verduras con alimentos ricos en vitamina C.
Conviene recordar que algunas formas de hierro se absorben mejor que otras, y que ciertos elementos en la alimentación, refuerza o restringen su absorción "Organic Super Premium" os detalla que tipo de carnes son los que añade en todos sus piensos y que beneficios tiene cada una de ellas.  

Es muy importante que en los piensos (Recomendamos 100% nuestra alimentación), haya una gran cantidad de carne y que la proteína solo provenga de ella.